*Relatos Mackiexxx*

Just another WordPress.com weblog

INTIMANDO CON MI VECINA

Posted by mackiexxx en enero 8, 2008

INTIMANDO CON MI VECINA Empecé a culearla como loco, se sentó encima y empezó a cabalgarme, yo le mordía las tetas, me iba a ahogar, de pronto gimió, me dijo que se había corrido, se apartó y empezó a chupármela de rodillas

Hola, el relato que os voy a contar sucedió hace ahora un año, y creo que ya es hora de compartirlo con todos y todas para ver que os parece. Me presento, mi nombre es Mikel, son un chico del norte de España, tengo 22 años, estudio y hago mucho deporte por lo que tengo un muy buen cuerpo. Esto sucedió en le mes de mayo, mi madre tiene una amiga que vive un par de pisos más arriba que nosotros en el mismo bloque.

Ella es una mujer que tiene unos 50 años, pero está de buen ver, es toda una percherona, con su melena rizada de color rojizo, sus gruesos labios, algo ancha de caderas pero no veáis que tipazo tiene para tener 50 años, y unos tremendos tetones descomunales, sobre una 120. Pues bien, ella y yo siempre hemos tenido una buena relación ya que me vio nacer, y crecer. Le gusta estar en casa con camisetas sin sujetador, con una batita y las braguitas, etc.

Y cuando tenía que bajar a mi casa a por algo (casi todos así que yo estaba empezando a fantasear con ella y solo pensaba en situaciones morbosas, como que bajara a mi casa cuando estaba solo y tocara al timbre cuando yo me estaba masturbando, y al salir a abrirle la puerta se fijara en mi paquete, o que íbamos a la playa y yo le daba crema por el culo con la excusa de darle en las piernas.

Pero mis fantasías iban a más, me empezó a gustar meneármela mientras hablaba con ella por el tendedero ya que no me podía ver nadie, y solo pensaba en que me hiciera una mamada, y así siguió pasando el tiempo hasta que ya noté que ella se fijaba en mi. Con la excusa de que iba al gimnasio y estaba echando cuerpo me sobaba el culo con disimulo y los pectorales, y yo aguantando como podía no agarrarla del culo y meterle el dedo hasta el cólon.

La cosa no pasaba a más ya que yo tenía miedo a que no me aceptara y se lo dijera a mi madre y así siguió la cosa…..pero por poco tiempo. Un día como otro cualquiera sonó el timbre, yo fui a abrir y la veo en la puerta, yo estaba solo ese fin de semana por que mis padres se van a donde mi hermana a veces, así que le pregunto que tal, a ver que quería:

-Hola, que tal ¡Marisa! -Hola Mikel, ¿no está tu madre?

Ella bien sabía que se había ido, por lo que la pregunta me extrañó. Llevaba puesto un pantalón de pijama y una camiseta con escote de pico que permitía verla bien el canalillo y se le marcaban perfectamente los pezones por lo que me quedé como tonto mirando, al segundo oí mi nombre y reaccioné.

-¿Mikel? -No, se fueron esta mañana a donde mi hermana. -Ah, no lo sabía. José (su marido) también se ha ido a jugar a las cartas, bueno pues nada me voy

Entonces yo me disponía a cerrar la puesta cuando oí que me llamaba:

-¡Mikel! -¿Sí? -Es que he preparado café negro que sé que te gusta, te decía a ver si te apetece tomar uno, te apetece? -Pues no se, ¿venga si!, espera que cojo las llaves…

Así que cogí las llaves y me dispuse a subir a su casa. Subí andando por las escaleras y vi que me había dejado la puerta abierta, así que entré, estaba en la cocina y me dijo que pasara a la sala. Pasé y ella vino al momento con 2 cafés y el azúcar. Estaba como a mi me gusta, suavecito, y empezamos a hablar de tonterías como que iba a hacer a la tarde, etc. De pronto me dijo:

-Oye, ¿como se programa el reloj de la cadena de música?

Yo me levanté y me arrodillé al lado del aparato que estaba debajo de la tele casi en el suelo, y ella vino a mi lado. Empecé a mirar que ponía en los botones, pero al ponerse a mi lado a cuatro patas se le veía casi toda una teta, así que no pude resistir mirar, ella se dio cuenta y puso una sonrisa algo pícara y desconocida para mi, yo seguí mirando y le dije, voy a coger el mando remoto que estaba detrás nuestro y al incorporarme me fije en que se le marcaba un pequeño tanga bajo el pijama, eso hizo que me pusiera como una moto. Ajusté el reloj y seguimos con el café, a eso que empezaba una película de su época, una españolada, y la empezamos a ver.

Era sobre un abuelo que se va a vivir con las nietas, vamos, un rollo, y de repente lo solté. Le dije sin venir a cuento: y tú de joven como eras?

Se quedó un poco sorprendida y me dijo espera, al momento vino con un álbum de fotos y me empezó a enseñar. Menuda ha tenido que ser. Vaya par de melones que tenia, así que le dije, joder si yo te hubiera conocido…

Se rió y me dijo, ¿que? – Te hubiera tirado los trastos sin pensarlo, se rió aún más… – ¿Que pasa, que ya no estoy buena?… Para mi fue un aprieto, y le dije: – joder si que estás bien..

Se rió y se junto más a mí. Me preguntó entonces, si me hubieras conocido de joven, ¿que me hubieras dicho? Yo le dije pues te hubiera entrado, te hubiera invitado a una copa, lo clásico… – ¿Y luego que me hubieras hecho? – Joder, con esas tetas…

Me puse como un tomate, y dije perdón… Ella se arrimó más a mi…Ahora no se reía y me dijo, ¿te gustan? -Siiiiiiiii, ya lo creo…

Entonces en un segundo me agarró la mano y la puso en uno de sus tetones, y yo empecé a magreárselo Estaba muy excitado. Noté como me agarraba el paquete y me besé con ella…

– Ummmm, que ganas tenía de pillarte… – a ¿si?

Yo le dije que me ponía muy cachondo cuando bajaba a mi casa y ella parece que se calentó de sobremanera Me dijo vas a saber lo que es bueno por malo…

Me bajó el chándal y empezó a tocarme el nabo, lo acariciaba y luego lo agarraba fuerte, me dijo vas a saber lo que da la experiencia así que se inclinó y empezó a darme besitos en la punta, hasta que se lo metió a la boca poco a poco, mientras yo iba notando el intenso calor de su boca y el cosquilleo del roce de su lengua, estuvo mamándomela un buen rato hasta que yo le pedí que parara, ya que iba a correrme si así no lo hacia, ahora me tocaba a mi.

La senté en el sofá y le quite el pijama de abajo. Tenía un pequeño tanga de licra blanco, se lo aparté y empecé a lamerle la raja. Menudos labios tenía, nunca los había visto tan grandes, y con muy poco pelo, bien rasurado… Le lamí el clítoris y ella me agarraba la cabeza y me decía que donde había aprendido…. Yo seguí hasta que me ordenó parar… Se puso de espaldas a mi y me dijo: – métemela!

Yo le aparté el tanga un poco y se la introduje, era la primera vez que lo hacía “a pelo” Y la sensación era muy estimulante, me decía dale sin miedo que yo ya no puedo tener críosAsí que empecé a culearla como loco, poco después me ordenó que me sentara y se puso encima, se sentó y empezó a cabalgarme, yo le mordía los tetones, parecía que me iba a ahogar. Yo le debía estar dando placer por que ella suspiraba y de pronto gimió, me dijo que se había corrido, se apartó y empezó a chupármela de rodillas

Menudo espectáculo verla ahí chupando como una posesa. Menuda mamadora mi vecinita. Me corrí en toda su cara y ella se tragó todo lo que pudo, después de esto me llevó de la mano a la ducha y empezamos a ducharnos, me dijo que si me había gustado, y yo le dije que si…

Quedamos en repetirlo pero esto no ha sucedido, pero mi tarde de gloria no me la quita nadie.

Un saludo a todos y a todas.

Gracias y hasta siempre.

Autor: Usalafuerzaluck

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: